TRASTORNO DEPRESIVO MAYOR | | Ludi Diagnostico Integral
3469
post-template-default,single,single-post,postid-3469,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

TRASTORNO DEPRESIVO MAYOR

El trastorno depresivo mayor (TDM) es un padecimiento que ocupa uno de los primeros lugares como causa de discapacidad en el mundo; en México, junto con otros trastornos afectivos, alcanza el 9.2%. Esto implica que aproximadamente 10 millones de mexicanos podrían estar en la posibilidad de padecerlo o lo están padeciendo . De acuerdo con diversas fuentes, en México, uno de cada cinco individuos podrá sufrir depresión antes de los 75 años, de los cuales, los más afectados serán los jóvenes y las mujeres, en las que además ocupa el primer lugar como motivo de discapacidad.

Para hacer el diagnostico de Trastorno depresivo mayor según el DSM V debe de estar presente Cinco (o más) de los síntomas siguientes durante un periodo de dos semanas y representan un cambio de funcionamiento previo.

  1. Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi todos los días, según se desprende de la información subjetiva o de la observación por parte de otras personas.
  2. Disminución importante del interés o el placer por todas o casi todas las actividades la mayor parte del día, casi todos los días (como se desprende de la información subjetiva o de la observación)
  3. Pérdida importante de peso sin hacer dieta o aumento de peso, o disminución del apetito casi todos los días. Insomnio o hipersomnia casi todos los días.
  4. Agitación o retraso psicomotor casi todos los días. Fatiga o pérdida de energía casi todos los días.
  5. Sentimiento de inutilidad o culpabilidad excesiva o inapropiada (que puede ser delirante) casi todos los días (no simplemente el autorreproche o culpa por estar enfermo).
  6. Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o para tomar decisiones, casi todos los días (a partir de la información subjetiva o de la observación por parte de otras personas).
  7. Pensamientos de muerte recurrentes (no solo miedo a morir), ideas suicidas recurrentes sin un plan determinado, intento de suicidio o un plan específico para llevarlo a cabo.

Estos deben estar causando ansiedad y/o incapacidad de realizar actividades personales, laborales de día a día. Y siempre que se tengan éstos síntomas se debe de descartar cualquier trastorno orgánico (enfermedad tiroidea, efecto medicamentoso, alteraciones hormonales de otra índole)

Epidemiología.

El trastorno depresivo mayor se presenta con mayor frecuencia en mujeres, en adolescentes y adultos. En la preadolescencia la incidencia es igual en ambos sexos. Y el pico de edad de esta enfermedad se ha visto estadísticamente entre los 15 y 44 años.

Aunque se han hecho diferentes estudios de investigación a nivel mundial, la causa exacta del origen de la depresión sigue siendo una interrogante. Se tiene el consenso de que son causas multifactoriales en todos los casos; lo explicaremos brevemente;

  • Eventos personales; como la pérdida de un familiar o ser querido pueden llegar a preceder la presentación de la depresión. Pero solo el 20% de todos los casos lo llegan a presentar.  
  • Antecedentes familiares de depresión, en los padres y principalmente de parte materna. Tienen 3-4 veces mas riesgo de presentarla
  • Alcoholismo u otro tipo de adicción en el entorno familiar.
  • La depresión juvenil se asocia en muchas ocasiones con la existencia de conflictos interpersonales y de rechazo de diferentes miembros de su entorno social. De esta manera, los niños y adolescentes con pocos amigos presentan una mayor probabilidad de desarrollar depresión, así como trastornos de conducta y mayor aislamiento social.
  • Un tema que cada vez es más frecuente y con resultados fatales es el acoso por parte de iguales o bullying y la humillación (como el trato degradante, la burla delante de otros o el sentirse ignorado).
  • Existe alguna evidencia que indica que alteraciones de los sistemas serotoninérgico y corticosuprarrenal. Así como en las enfermedades de la glándula tiroidea. Niveles incrementados de cortisol y de dehidroepiandrosterona predicen el comienzo de la depresión en subgrupos de adolescentes con riesgos psicosociales elevados de presentarla. Otras hormonas implicadas han sido la hormona del crecimiento, prolactina y cortisol en jóvenes con riesgo de depresión.

Como vemos, cualquier persona a cualquier edad puede tener Trastorno depresivos mayor. Actualmente se ha visto que esta infradiagnosticado en jóvenes y que menos del 50% de éstos son diagnosticados y tratados antes de llegar a la etapa adulta.  Por esto es que se han realizado varios cuestionarios como instrumento de detección en la infancia y adolescencia. Sin embargo estos también tienen algunas limitaciones. O no se ha dado tanta información al respecto en las escuelas principalmente.

Por eso es muy importante detectar situaciones o síntomas de los mencionados y acudir a un especialista, psiquiatra para que nos de la asesoría y tratamiento adecuados a nosotros  o a nuestros familiares. Es un padecimiento como cualquier otro, lo importante es aceptarlo, identificarlo y con esto acudir al tratamiento especifico para cada quien.

Articulos relacionados:

No Hay Comentarios

Publica Un Comentario