Cultura Preventiva

Cómo ser parte de una cultura de salud preventiva

Lo que Debes Saber

Artículos que no te puedes perder.

Medicina Interna | Salud General

Artículos sobre salud y prevención a todo nivel.

Nutrición

Artículos sobre salud relacionada con tu alimentación

Salud Infantil

Temas de actualidad sobre salud infantil

Home » Cultura Preventiva, Lo que Debes Saber

Depresión posparto

Publicado por | Fecha: Lunes, 22 septiembre 2014No hay Comentarios

depresión post partoEl descubrir que se va a ser mamá es una noticia que puede llenar de felicidad y emociones positivas. Dar a luz a una nueva vida e intervenir para que se desarrolle de la mejor manera es quizá el fin último de la vida en pareja, y para las mujeres, una necesidad imperiosa que puede atacar sin darse cuenta cuando se empieza a alcanzar el periodo más fértil y óptimo para concebir (de los 28 a los 32 años). Pero para todo hay en esta vida dos caras: puede uno encontrarse con que a la mamá no le parezca tanto la idea de tener un hijo. Y puede despertarse este sentimiento más comúnmente por las circunstancias: no tener el apoyo de la pareja o la familia; tener un sostén económico inestable; se es adicta al alcohol o a sustancias de abuso. Pero también puede emerger sin razón aparente.

El embarazo es un torbellino de sucesos con sus respectivos sentimientos: las hormonas están muy elevadas, comienzan a notarse cambios radicales en el cuerpo, se deben hacer arreglos importantes en casa y en la vida para aguardar la llegada del bebé. La madre puede estar dudosa, preguntándose si va a poder con la carga, puede tener sentimientos de minusvalía, disminución del placer o indiferencia hacia lo cotidiano, hasta pensar en hacer daño al bebé. Esto corresponde a la depresión posparto y puede suceder desde el periodo del nacimiento del bebé hasta meses después.

Si se identifican algunos de estos sentimientos, es indispensable comunicarlos con el médico ginecólogo, quien sabrá canalizar a un profesional de la salud mental. Es indispensable el tratamiento farmacológico y/o la terapia cognitivo conductual para la pronta recuperación e integración a los cuidados que el bebé necesita. Asimismo, se recomienda la asistencia a grupos de madres primerizas que también cursen con el problema. El saber que no estás sóla y el apoyo de los miembros de tu familia harán de esta situación algo más llevadero.

En LUDI, sabemos que tu salud y la de los tuyos es lo más importante. Si quieres prevenir en salud, visita www.ludi.com.mx

Articulos relacionados:

Hipercolesterolemia
Diverticulitis: lo que quieres saber
Salud ocular: degeneraciones conjuntivales

Deja un comentario

Escribe tu comentario aquí, o trackback desde tu propio website. También puedes subscribirte a estos comentarios via RSS.

Por favor sólo publica comentarios relativos al tema. Evita el spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>