5 HÁBITOS PARA FORTALECER A TU FAMILIA - LUDI Diagnóstico Integral
4293
post-template-default,single,single-post,postid-4293,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
hábitos para fortaleza tu familia

5 HÁBITOS PARA FORTALECER A TU FAMILIA

La familia es el pilar fundamental de la sociedad, y en estos días deben enfrentar muchos retos para mantenerse unida. Implementando estos 5 hábitos para fortalecer a tu familia, tienes más herramientas para hacerle frente a estos desafíos y no permitir que los lazos familiares se vayan perdiendo.

 

Pero antes de que continúes leyendo. ¿Qué es una familia? Estrictamente hablando, nuestra familia es la gente a la que estamos relacionados por sangre o matrimonio. De ahí podemos dividir a la familia entre la cercana y la extendida.

 

La familia cercana son nuestra pareja, hijos, y hermanos. La extendida abarca a todas las demás; hasta ese tío lejano que solo ves en las fiestas de navidad o en alguna boda familiar. Pero, esto es en el sentido clásico. En la actualidad más y más personas consideran su familia a la gente cercana a ellos y en quiénes confían. La figura de familia ha dejado de ser una bonita foto de mamá, papá, e hijos.

 

Generalmente una familia está ahí para las cosas más importantes de tu vida y darte lo que más necesitas. Apoyo, amor, y un sentimiento de pertenencia es lo que todo miembro de familia debería sentir

 

¿Crees que como miembro de tu familia les das lo que ellos necesitan de ti?. Quizá no todos podamos responder que sí a esta pregunta, y recordemos más de una vez que no hemos estado cuándo nos necesitan. Pero no te preocupes, que estés leyendo esto es un gran inicio para empezar a mejorar tus relaciones familiares. En este blog te presentamos 5 hábitos para fortalecer a tu familia. No importa si eres un padre, madre, hermano, o hermana; a todos nos sirve leer esto.

 

1.- Agradece y reconoce

 

A veces es fácil perder un poco el piso y olvidarnos de todo lo bueno que tenemos y realmente no apreciamos. Sabemos que debemos ser gratos por tener un techo sobre nuestra cabeza, un trabajo, o incluso la posibilidad de estudiar. Pero a veces nos enredamos tanto en la rutina que olvidamos que en realidad somos muy afortunados por todas estas cosas.

 

Y fuera de eso, hasta en las pequeñas cosas deberíamos mostrar agradecimiento, desde llegar a casa y ser recibido por unos amorosos brazos; hasta el hecho de que tenemos alguien con quién compartir nuestra vida.

 

A veces hasta nos quejamos del exceso de trabajo, de la cantidad de tráfico, o de que la comida tenía algo que no nos gusta. No te preocupes, no por pensar esto eres la peor persona del mundo, pero si es importante que recuerdes que a veces no nos damos cuenta de lo afortunados que somos hasta que perdemos las cosas que nunca apreciamos.

 

Una familia es de las cosas más importantes de nuestra vida que casi nunca apreciamos. Nuestra familia, o las personas que consideremos familia, estarán ahí en el momento que más lo necesites sin importar qué. Este tipo de lealtad es lo más valioso que como seres humanos podemos tener; y debemos comprender la magnitud de esto y hacer un esfuerzo para no perderlo. Porque al final, todos tenemos miedo a estar solos.

 

Acción: Un hábito para fortalecer tu familia podría ser constantemente reflexionar como familia las cosas por las que están agradecidos. Intenten darle reconocimiento a la persona que corresponde. Agradece a diario a tu esposo por estar ahí para protegerlos, a tu mamá por siempre cuidarte, y a tu hermano por nunca dejarte. Claro, solo son ejemplos, pero el reconocimiento de las personas que amas es una de las cosas que más atesoras.

 

2. Día familiar

 

Pasar tiempo de valor en familia, es muy importante. No importa la edad de los miembros de nuestra familia. En el caso de los niños pequeños, realizar este tipo de actividades los enseña a comportarse en sociedad al tomar a los padres como modelo. Al estar juntos, su comunicación será mucho mejor.

 

Comprometer tu tiempo libre aunque sea una vez a la semana, le dará a tu familia un sentido de pertenencia y autoestima. Saber que parte del poco tiempo libre que tienen lo dedican a ti es muy valioso. ¡Así que cambia llegar a ver televisión por pasar tiempo con tu familia y saber cómo está!.

 

A veces, y a medida que los hijos crecen, la familia empieza a distanciarse un poco. ¿Te has preguntado por qué?. Bueno, una de las razones es porque los miembros de la familia comienzan a tener intereses distintos. Cuando esto ocurre, escoger una actividad que todos disfruten se vuelve una tarea un poco difícil. ¡No te rindas!. Sí hay maneras de coordinar actividades a pesar de que todos en tu familia sean distintos. Aprovecha un momento entre semana para que todos propongan algo que quieren hacer, si es necesario fija un presupuesto razonable y que se apeguen a eso. Cuando todos tengan sus opciones hagan un sorteo (o un sondeo) para elegir la actividad que harán. Cada miembro de la familia en algún momento tendrá la oportunidad de hacer algo que desea. ¡Puede que hasta descubran que comparten intereses!.

 

Acción: Planea con tu familia tener un día para ustedes juntos, que cada quién sugiera que actividad desea hacer, establece un presupuesto y sorteen la respuesta. Si necesitan inspiración hay varios sitios que pueden visitar para ver opciones. Aprovecha este tiempo para aprender de los intereses de los miembros de tu familia. Este es uno de los hábitos para fortalecer a tu familia que te ayudará en la comunicación.

 

3. Coman juntos

 

A veces con la diferencia de horarios que pueden llegar a tener todos los miembros de la familia, comer juntos puede llegar a volverse un poco complicado. Pero es unos de los mejores hábitos para fortalecer a tu familia.

 

Cuando estén todos sentados en la mesa, pregunten: ¿Cómo estuvo tu día?. Hay muchas preguntas que puedes formular para no pasar el tiempo callado al comer. Disfruta de la compañía y compartan momentos de su día. ¡Cuenta esa broma graciosa que escuchaste!. Diles todo lo que hiciste durante el día y lo que esperas que compartan el fin de semana. Hablen de películas, libros, noticias. Realmente cualquier cosa es buena.

 

Establezcan la regla de no usar el móvil cuando estén juntos en la mesa, quizá al principio habrá silencios incómodos, pero valdrá la pena ir rompiendo el hielo lentamente. Es importante también jamás olvidar agradecer a quién hace posible tener comida en la mesa, y a quién dedica su tiempo a prepararla.

 

Acción: Encuentren un momento durante el día en que todos puedan sentarse a compartir la comida. Aprovechen ese tiempo para saber del día de sus familiares y entablar temas de conversación. Eviten el uso de dispositivos electrónicos para no tener distracciones. Nunca olviden dar gracias a las personas que hacen posible sentarse y compartir una comida.

 

4. Delega

 

Cada miembro de la familia debe tener un lugar y una responsabilidad. En especial cuando los niños son pequeños. Si no le son asignadas tareas, o responsabilidades dentro de las actividades familiares, sentirán que su participación no es vital. Sería algo así como si ir al trabajo diario y que nadie confiará en ti para asignarte in trabajo.

 

Esto no lo aplica a los niños pequeños, cualquiera que sea la edad de los hijos, es importante que ellos comprendan que tienen responsabilidad dentro de la familia; y que su participación es clave para el éxito de la misma. Algo así como un reloj y su sistema de engranajes.

 

Darles un poco de autoridad para comenzar a tomar decisiones es uno de los mejores hábitos para fortalecer a tu familia y hacerlos madurar. Además, comenzaremos a darnos cuenta de sus habilidades para cosas especificas. ¡Quizá a tu hijo le gusta la cocina y te pueda acompañar al preparar la comida!; o ¡Puede que le gusten los autos y pueda ayudarte a lavar carro familiar!.

 

5. Comparte tus sueños y metas con tu familia

 

Sin importar tu edad, o tu rol en la familia, compartir tus sueños y metas con los demás los hace sentir especiales y comprometidos a apoyarte en tu camino para conseguirlos.

 

La familia debe ser un lugar seguro dónde cada miembro se sienta cómo compartiendo sus sentimientos y objetivos. ¡Empieza tú! Comparte con tu familia ese ascenso que esperas obtener, o los resultados del concurso de canto. Cual sea tu sueño, puedes estar seguro de que tu familia al saber que confías en ellos te apoyarán y serán tus más grandes seguidores.

 

Si no están acostumbrados a esto, puede que al principio no sea fácil que todos confiesen sus deseos, pero a medida de que el tiempo avance, ellos eventualmente lo harán.

 

Acción: Comienza compartiendo tus sueños y metas con tu familia en los momentos que tengan juntos, motívalos a que hagan lo mismo.

 

También te puede interesar… 3 razones por las que no logras lo que te propones

 

Intenta estos hábitos para fortalecer a tu familia

 

La importancia de construir una familia fuerte, es que, no importa cuales sean sus roles individuales o sus circunstancias; es que todos los miembros de la familia siempre estarán ahí para ayudarse mutuamente.

 

Hay varias razones por las que la familia es importante. Siempre nos harán sentir seguros y apoyados. Nos amarán y entenderán. Estarán ahí para apoyarnos a tomar decisiones. Te ayudarán a convertirte en lo que quieres ser.

 

Quizá el concepto de familia se haya vuelto más flexible en los últimos años. Y constantemente parece que esta institución se ve más vulnerable por los desafíos que la sociedad moderna le enfrenta. Con estos 5 hábitos para fortalecer tu familia podrás mantenerla junta a pesar de las adversidades. ¡Solo recuerda!

 

1.- Agradece y reconoce todo lo bueno que tienes y a quién se lo debes.

2.- Tengan al menos un día familiar dónde puedan convivir en actividades de interés, compromete un poco de tu tiempo y hazlos sentir amados.

3.- Aunque sea difícil, coordina un horario de comida o cena con tu familia para saber cómo estuvo el día de todos.

4.- Delega actividades entre los miembros de tu familia para darles un sentido de pertenencia.

5.- Comparte tus sueños y metas con ellos, te apoyarán y admirarán. ¡Esta bien ser un poco vulnerable!. Siempre podrás contar con tu familia.

 

Querer fortalecer a tu familia y mantenerla unida es uno de los propósitos más nobles que hay. ¡Así que bien por estar leyendo esto!. No te rindas si un miembro de la familia no pone de su parte de inmediato, todo tiene su tiempo, solo sé paciente. Comparte tus experiencias y consejos. Nos alegrará leer saber tus avances y logros. ¡Siéntete libre de escribir!

 

No dejes de leer el resto de nuestras publicaciones ¡Seguro te interesarán!

 únete a la comunidad
No Hay Comentarios

Publica Un Comentario